Frantisek Kupka

Antes de hablar de los movimientos artísticos que nacen en Praga durante la primera República Checoslovaca, quiero centrarme en la obra de un artista que es conocido y respetado fuera de las fronteras del pueblo checo, Frantisek Kupka.

Comienza con sus composiciones simbolistas, sus grabados y litografías para la ilustración, a veces todavía bajo las influencias del secesionismo y el simbolismo. Tenía un increíble dominio de la técnica gráfica y del dibujo. Cuando se encontraba en París se introdujo en una lucha personal hacia la abstracción, se puede considerar que sus temas abstractos y constructivistas son las primeros junto a Kandinsky, Malevich, Delauny y a la primera mujer en la abstracción, que según las últimas informaciones, Hilma af Klint fue quien primero trabajó en esta nueva tendencia en el arte .

 

El planteamiento de la abstracción Kupka lo llevó a sus series de grabados que hoy se pueden ver principalmente en Praga, aunque Kupka terminó su vida sin poder regresar a su país. Como último punto quiero resaltar la gran labor pedagógica llevada a cabo por el artista que dejó por escrito en su estudio teórico sobre la abstracción, concepto que aplicó y estudió a través de su obra plástica. Su libro “La creación en el Arte Plástico” fue publicado por la Asociación Manés en 1923.

Comentario realizado de Jirí Kotalik sobre la obra de F. Kupka:

“ Kupka es un pintor bohemio que está en la línea con la tendencia artística del arte moderno de 1900, pasa del impresionismo al simbolismo, fauvismo etc. a veces con un colorido expresionista. Representante del arte abstracto checo, dando una visión personal de esta vanguardia durante los años 20.

Su obra es múltiple, sorprendentemente variada, con influencia del barroco y su gran maestría y dominio del dibujo, en ella vemos la tradición checa sembrada por el pintor Mánes, a veces encontramos influencias del arte Vienés de finales del XIX, del Art-Nouveau pero con un toque personal de sensibilidad . Posteriormente París y sus vanguardias dejarán al pintor una profunda huella.

En su labor se encuentra la personalidad del pintor caracterizada no tan sólo por su heterogénea producción sino por la capacidad intelectual de concebir teóricamente la propia idea. Parte de su creación encontró la riqueza expresiva del simbolismo, otras veces a partir de la fuerza del expresionismo y definitivamente  en la abstracción. Sensibilidad, imaginación que pasa a la abstracción a partir de la inspiración en la realidad y el impulso del poder de captación, tenía una fuerte imaginación con una mezcla de percepción visionaria, imaginación cósmica.

Cronista popular, espiritualidad, la forma religiosa, el presagio unido a la influencia de la exuberancia del barroco.

En su largo periodo en París hace numerosos dibujos, litografías con una caricatura político-social, su trabajo más logrado es el que se publica entre los años 1901-4 en la revista anárquica “L´ Assiette au Beurré”. En 1905 su obra sufre una gran transformación dedicándose  de lleno a la pintura, momento de meditación orientada hacia el simbolismo, investiga sobre la fuerza expresiva del color, asimilando el método fauvista. Desde este instante su obra es fuertemente comunicativa, buscando un efecto, una intención de crear sensación en el observador. Tal efecto viene del conjunto de vanguardias de los años del cubismo, futurismo, fauvismo etc…

El artista deriva hacia la expresión de la forma “Motivo circular” caracterizada por la dinámica en la  forma. “Motivo horizontal” y finalmente “Motivo creativo”, la forma ricamente articulada, decorativamente intercalada, inspirada en el proceso vegetativo de la naturaleza y forma cósmica.

La primera guerra mundial interrumpe la vida del artista que participa activamente en la resistencia checoslovaca, se encarga de la producción de carteles de propaganda nacional.

En los años 20 y 30 de nuevo se produce un cambio en la trayectoria artística del pintor orientándole hacia la severidad de la forma, geometría y pureza, construcción elemental, horizontalidad, verticalidad. Al establecerse definitivamente en París participa activamente del arte moderno aunque mantiene la fuerte raíz del arte checo. En 1936 participa en la muestra de “Cubismo y arte abstracto” en New York, en esta misma ciudad la galería “Larose Friend Gallery” le organiza una exposición individual, y en 1956 el Museo de Arte Moderno adquiere un importante número de sus obras y el artista dona un gran número de bocetos. En 1946 la galería Mánes en Praga, prepara una muestra de la obra completa del artista.

El 24 de Junio de 1957  Kupka muere fuera de su país, en Puteaux (Francia).”

Mercedes de la Zarza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s